¿Hipoteca variable o fija? ¿Cuál es mejor?

mejor hipoteca

¿Hipoteca variable o hipoteca fija, cuál es mejor? Si estás pensando en comprar una vivienda, decidir entre una hipoteca con interés fijo o variable es una de las cuestiones que más tiempo requiere para tomar una decisión acertada. ¡Desde Doctor Property te ayudamos!

¿Hipoteca variable o fija?

A la hora de escoger entre una hipoteca variable o una hipoteca de tipo fijo, debes analizar concienzudamente tu situación y la del mercado. Elegir entre una hipoteca variable o una hipoteca fija depende principalmente de 5 factores, según Financer.com:

  • El nivel de ingresos actuales y futuros.

  • La capacidad que tienes para asimilar el riesgo.

  • El plazo de amortización.

  • El interés que te ofrecen a tipo fijo.

  • El interés que te ofrecen a tipo variable.

Te explicamos las ventajas y desventajas de cada tipo de hipoteca para que tu elección sea más fácil, ¡toma nota!

¿Qué son las hipotecas fijas?

Las hipotecas fijas son las que hacen referencia a aquellos préstamos hipotecarios en los que cada mes, hasta la finalización del mismo, se paga la misma cuota. Es decir, independientemente de las fluctuaciones del tipo de interés, la cuota que pagará el hipotecado se mantiene estable, el interés no varía.

Ventajas de las hipotecas fijas 

Las hipotecas fijas presentan una serie de ventajas frente a las hipotecas de interés variable. ¿Quieres conocerlas? Mira:

  • Más estabilidad en las cuotas:

Las cuotas son más estables puesto que no cambian con el paso del tiempo. Esto se traduce en una mayor estabilidad para el hipotecado, puesto que sabe con antelación lo que va a pagar mensualmente a lo largo de la vida del préstamo.

  • Mayor control y seguridad:

El interés de las hipotecas variables varía en función del Euríbor. Sin embargo, en las hipotecas de tipo fijo estas fluctuaciones no indicen en la cuota a abonar, por lo que tienes un mayor control sobre tu presupuesto y tus gastos. Es más fácil planificar los pagos ya que no hay alteraciones en los mismos. Imagina que se desencadena una variación en el mercado y este varía. Las fluctuaciones en los índices de referencia estipulados no afectarán a las personas con cuota fija. Como las cuotas están previamente establecidas, es más segura a largo plazo.

Además, debes que tener en cuenta que dispones de muchas alternativas al establecer la cuota con la entidad: en función de los plazos en los que quieras amortizar la hipoteca, el tipo de interés puede variar. Puedes encontrarlos, por ejemplo, por debajo del 2%.

Desventajas de las hipotecas fijas

Las hipotecas fijas, pese a tener más estabilidad, también recogen características que debes considerar aunque resulten menos atractivas. Estas son las principales desventajas:

  • Mayores mensualidades a corto plazo:

Por lo general, este tipo de hipotecas se caracterizan por tener plazos que oscilan entre los 15 y 20 años de amortización, así como, a priori, intereses más altos. En resumidas cuentas, la cuota suele ser superior que las que se abonan en hipotecas de tipo variable. Por lo que, si el Euríbor o índice de referencia no sube, estarás pagando más que si hubieras contratado una hipoteca variable.

  • Comisión por cancelación o devolución:

¿Sabes lo que es la comisión por riesgo o compensación por riesgo de tipo de interés? Aunque no todas, gran cantidad de hipotecas fijas tienen una estipulada.

Si, por el motivo que sea, quieres efectuar una devolución anticipada total o parcial del préstamo hipotecario (pagar por adelantado una parte o el total de la hipoteca, modificando por tanto lo estipulado en el contrato) tendrías que abonar esta comisión. Sin embargo, varias fuentes afirman que solo se hace efectiva en caso de que la entidad bancaria pueda poner de manifiesto que esta operación le genera pérdidas.

hipoteca fija o variable

¿Qué son las hipotecas variables?

La hipoteca variable es el préstamo que se caracteriza porque las cuotas a pagar van pautadas por un índice de referencia que, normalmente, suele ser el Euríbor.

El Euríbor es el tipo de interés fijado por la Federación Bancaria Europea. Es el interés que los bancos europeos asumen cuando solicitan dinero prestado para financiar sus operaciones, por ejemplo, tu hipoteca.

El valor del euríbor fluctúa con frecuencia. Si te decantas por las hipotecas variables, debes tener en cuenta que tu cuota variará únicamente cuando la entidad bancaria realice la revisión de la cuota. Esta revisión tiene carácter semestral o anual. 

Ventajas de las hipotecas variables

Si te estás planteando escoger una hipoteca variable, tienes que conocer sus ventajas más destacadas

  1. Pueden ser más baratas:

Como el interés depende del Euríbor, si este índice se mantiene bajo las cuotas serán inferiores a las de tipo fijo. Hoy en día las hipotecas variables suelen tener intereses inferiores. Si además consideramos que los plazos de amortización son más largos con las hipotecas variables, si no hay subidas repentinas del Euríbor que hagan que este índice se dispare, la cuota mensual será más asequible.

En definitiva, igual que si el Euríbor sube pagarás más, con las bajadas podrás pagar menos cada mes.

2. Los plazos de amortización suelen ser más largos:

Los plazos de amortización suelen oscilar entre los 30 y los 40 años. Al ampliar el plazo de amortización, se reduce la cuota mensual. Sin embargo, esto también se traduce en que, a largo plazo, los intereses que tendrás que abonar sean también superiores.

3. Menos comisiones:

Esta es una ventaja que, sin duda alguna, supone gran tranquilidad para las personas que se decantan por este tipo de hipotecas. Los bancos apenas ofrecen comisiones para las hipotecas de tipo fijo. De hecho algunas entidades no estipulan comisiones.

Desventajas de las hipotecas variables

Sin duda te han llamado la atención todas las ventajas de las hipotecas variables, ¡pero tienes que conocer también las desventajas que presentan! Toma nota:

  1. Las cuotas de las hipotecas variables son más inestables:

Las revisiones del Euríbor hacen que la cuota varíe en función a sus fluctuaciones (como hemos comentado antes, estas revisiones se efectúan periódicamente, ya sea trimestral, semestral o anualmente). Por lo tanto, la cantidad que debes abonar para ir amortizando el préstamo hipotecario irá cambiando en función de las fluctuaciones del índice de referencia.

2. Estas hipotecas, a largo plazo, puede que sean más caras:

Si el índice de referencia se dispara, repercutirá sobre la cuota de tu hipoteca, que también aumentará. No tener control sobre este índice y cómo afecta a tu hipoteca es una de las principales desventajas.

3. Las mensualidades son más altas el primer año:

¿Sabes que, al contratar estas hipotecas, sueles amortizar gran parte del préstamo al principio? Por lo general, durante los dos primeros años suelen aplicar un tipo de interés fijo alto. Después, se utiliza como referencia el Euríbor más el diferencial (la cantidad estipulada por el banco y que aparece en la escritura de la hipoteca).

mejor hipoteca

Entonces… ¿Es mejor una hipoteca fija o una variable? 

Después de este análisis, queda aclarado que elegir entre una hipoteca variable o una fija dependerá del riesgo que estés dispuesto a asumir, de tu situación económica y de la estabilidad que te gustaría tener. Repasemos:

  • Con las hipotecas a tipo fijo abonarás una cuota invariable durante los años de vida del préstamo, aunque puedas pagar mensualidades más altas.

  • Con las hipotecas variables tu cuota variará en función de las fluctuaciones del índice de referencia que marque tu hipoteca. Puede resultar más barata, pero también puede conllevar sorpresas si el Euribor se dispara.

¡Tú decides! Analiza y piensa bien qué hipoteca te beneficia más: son contratos vinculantes a largo plazo, por lo que tienes que asegurarte de que podrás cumplir las condiciones estipuladas.

¡RECUERDA! ¿Quieres comprar o vender una casa? Ponte en contacto con nosotros, nos ocupamos de todo el proceso, incluso de las visitas. Si lo prefieres puedes dejarnos tus datos y nosotros contactaremos contigo.

Llámanos al 976 041 871.

¿Hablamos?

¡Te llamamos!

Únete a la discusión

Comparar listados

Comparar